Que hacer frente a una abeja

Las picaduras de avispas o abejas son bastante comunes. La mayoría causan reacciones locales como dolor intenso en el sitio de la picadura y la formación de un bulto (absceso) de unos dos centímetros de tamaño. Las más graves son las que se producen en el cuello, la cara y la boca, y las que generan un shock anafiláctico, es decir, una reacción muy grave del sistema inmunitario como consecuencia de una reacción alérgica.

  • Lo primero que debe hacer si usted (o alguien con quien está) es picado por una avispa o una abeja es quitar el aguijón de su cuerpo si está adherido. Es recomendable evitar la presión, porque la vesícula biliar puede soltar más veneno. Una opción para quitarlo es usar una tarjeta de crédito o similar y sacar el aguijón sin apretar la vesícula biliar adherida.
  • Luego, para aliviar el dolor, es recomendable aplicar frío (hielo) en el área afectada.
  • También puedes utilizar una mezcla de agua y vinagre a partes iguales o limón, que tiene un efecto neutralizante en la generación de avispas. Si el dolor persiste o se presenta una reacción alérgica, se recomienda acudir al médico o centro de salud para una evaluación y prescribir un antihistamínico si se considera necesario.

Alergia a medicamentos

Los Cots sugieren que, a diferencia de otras causas de alergia, existe una buena posibilidad de que se cure con vacunas de extracto de veneno. “Su eficacia ha sido ampliamente probada. Se administra mediante inyección en el antebrazo una vez al mes durante aproximadamente 3 a 5 años. Con estas vacunas se desarrolla tolerancia al veneno de insectos, de manera que una persona alérgica reacciona de la misma forma que alguien que nunca ha padecido una alergia. Hasta que se consiga este efecto, el alérgico debe seguir tomando las mismas precauciones.

Aunque no es aconsejable en todos los casos, el alergólogo te dirá si es aconsejable o no la vacunación, durante cuánto tiempo y cuándo se debe suspender. Cots asegura que el efecto terapéutico de la vacuna es duradero, “10 años después del final de la inmunoterapia, cerca del 90% de los pacientes siguen protegidos”.

enjambre

Pasta de dientes

Ponga una pequeña cantidad de pasta de dientes sobre la picadura de abeja o avispa, extiéndala suavemente y déjela secar.

El vinagre de sidra de manzana aplicado en el sitio de la picadura ayuda a reducir la hinchazón.

Fuentes

  1. Crane E. The Honeycomb Book. México, México: Fondo de Cultura Económica; 1997. 289 págs. (Breviarios).
  2. Tautz J. Bees: un mundo biológicamente inusual. Zaragoza, España: Acriba Editores, SA; 2010. 275 págs.
  3. Winston M.L. Biología de la abeja melífera. Prensa de la Universidad de Harvard; 1991. 281 págs.

Deja un comentario